jueves, 27 de octubre de 2011

Documentales


Documentales, eso que todos decimos que es lo único que vemos através de la televisión, informaciones que nos llegan desde cualquiera de los medios de comunicación, cuando menos te lo esperas, en cualquier momento, como por ejemplo durante un desayuno matutino de domingo, con el periódico entre las manos y un documental cualquiera de un canal sin determinar de la televisión que suena mientras te tomas el café caliente para entrar en calor y empezar lo que es el último día de la semana.
El último documental que vi se titulaba "Zeitgeist" hace un par de semanas que me lo presentaron, pero fueron tales los mensajes que colisionaron con mi esquema mental, previo a ver el documental, que cuando esa gran cantidad de ideas aterrizaron sobre mi cabeza me di cuenta de que tal vez, el mundo en el que vivimos es tan solo un gran ciclo donde los hechos se repiten aleatoriamente.
El vídeo se divide en tres grandes partes: una relacionada con la biblia y el origen bíblico, donde se se argumenta y se nos expone que la biblia y la religión católica están basadas en religiones más antiguas o en principios astrológicos. LA segunda parte del documental nos explica el atentado de las torres gemelas y se basa en que todo fue una estrategia de manera que a los americanos les sirvió como excusa para invadir Iraq, comparándolo esta vez con la explosión del buque americano Maine, frente a las costas cubanas, y que ese hecho le sirvió como excusa a Estados Unidos para entrar en la guerra de Cuba. La tercera y última parte nos habla de la crisis económica actual, pero nos indica que está íntimamente relacionada con el crack del 29, y la debacle económica mundial. Es decir, ¿Realmente el mundo en el que vivimos es un ciclo que se repite indiscriminadamente?

Os recomiendo dicho documental, os hará pensar y darle una nueva perspectiva a vuestra forma de pensar.

Fuente de la imagen: http://1.bp.blogspot.com/-3Xx26u4l6mE/TVg-v1nzkaI/AAAAAAAAHS4/dSOLzOK-fwM/s1600/Zeitgeist.jpg

miércoles, 26 de octubre de 2011

Un guiño de ojos, una simple sonrisa




Las imágenes e informaciones son extraídas de la página web oficial de Paul Ekman.

El mundo cambiante en el cual habitamos

Nosotros, aunque de una forma insignificante, formamos parte de la inmensidad del universo, tenemos nuestra particular parcela desde el mismo momento en que nacemos, y de esa manera se nos crea un lugar que habitaremos a lo largo de la vida. Nosotros cambiamos igual que la realidad con la convivimos día a día, es decir, aquello que existe puede dejar de existir, simplemente desaparecer y por el contrario, aquello que no existe puede llegar a crearse, formarse, nacer, llegar a la vida.

Esa realidad cambia en apenas unos segundos, el hecho de que alguien nazca o muera, puede cambiar irremediablemente el rumbo de los acontecimientos. La semana pasada, dos hechos trascendentales sucedieron y las noticias que informaban alrededor del mundo no se dedicaron simplemente a dar la información de un modo objetivo. Cada uno de los medios de comunicación nos transmitía su visión sobre unos mismos hechos, desde perspectivas tan opuestas que daba la sensación que se hablaba de acontecimientos completamente diferentes. Todos tenían temas en común pero la manera de desarrollarlos eran diferentes entre sí. El periodico ABC aseguraba en su titular "ETA, ni se disuelve, ni entrega las armas" mientras La vanguardia predicaba a viva voz y en portada: " ETA deja las armas". Puntos de vista diferentes, donde se muestra la diferencia de todos dentro de la inmensidad del universo, puntos de vista dónde aferrarse por los cuales guiarse por el camino de la vida.
A pesar de que unos digan "A" y otros apuesten por "B", los hechos hechos son, nos condicionan y nos hacen variar nuestra manera de avanzar por el destino. Al día siguiente de la entrega de armas de la banda terrorista, escuché a un hombre que llamó a la radio a primera hora de la mañana, llamó llorando de felicidad, tras hablar por teléfono con una amiga suya periodista que vivía en el País Vasco, la cual le dijo entre lágrimas que "esa mañana, para ir a trabajar, no había mirado debajo del coche para asegurarse de que no había una bomba". Mirándolo todo desde un sentido más global, sin tener en cuenta ideologías, puntos de vista o publicaciones de periódicos, el hecho de vivir en paz, de poder asumir un nuevo día sin miedo, es lo importante de todo esto, ya no habrá intranquilidad en esa pequeña parte del universo que corresponde a todas las personas que vivían atemorizadas, ya no exite el miedo al nuevo día, porque ahora empieza una nueva parte de la historia, sin terrorismo y sin lucha armada, porque, aquí, eso ya es historia.